Laca japonesa y esmalte al horno. Proceso simbiótico

Normalmente tenemos tendencia a no mezclar. Si estás realizando una pieza en plata, con sierra, limas y punzones, no mezclas nada hecho a la cera pérdida, y si estás haciendo algo de esmalte no se te ocurre añadir una parte o complemento de resina, por ejemplo.

Sin embargo, al ir estudiando diferentes técnicas y oficios, de los que hay alrededor de la joyería, si vas cruzando conceptos, diseños, formas de hacer, y estéticas distintas, si observas de modo abierto, se van viendo sinergias que conviene aprovechar por sus posibilidades. Y a veces son auténticos hallazgos.

Del periodo de esmalte al horno, nos habían quedado diversas piezas de cobre esmaltado, muy bonitas, en dique seco, en espera de destino.

Experimentando acabados para la presente línea de laca japonesa o urushi, pudimos comprobar que el contraste entre la extrema luminosidad y viveza de los colores del esmalte al horno, con la profundidad y sobriedad de brillo y color de la laca japonesa, ha sido una de las sumas con resultado mas espectacular que hemos obtenido.

Como se podrá ver en algunas piezas de esta colección, ambas clases de piezas se integran entre si en una perfecta simbiosis, y se complementan en unos diseños tan alegres como elegantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *